Aparatos a presión

de del

Toda instalación de equipos sometidos a una presión superior a 0,5 Bar (Real Decreto 2060/2008), deberán ser ejecutados por empresas acreditadas y certificadas para realizar las mismas. Entre dichas instalaciones se encuentran:

*Instalaciones de aire comprimido, que se suele utilizar en multitud de procesos industriales y comerciales. En ellas se comprime aire de la atmosfera con un compresor (de pistones, tornillo rotativo o paletas rotativas), y se almacena a presión en depósitos diseñados para ese fin. Después de tratarlo mediante filtros, lubricadores, reguladores, etc., se distribuye por tuberías a los distintos puntos de consumo, en los que se emplea para accionar herramientas, máquinas, etc.

*El vapor de agua es un producto muy utilizado en la industria, dado que en una pequeña cantidad de vapor tenemos gran contenido energético. Básicamente consiste en llevar a ebullición el agua a una determinada presión, en un generador o caldera de vapor, posteriormente se distribuye a los puntos de consumo y se devuelve condensado de nuevo al generador.

*Actualmente, el aceite térmico es una alternativa tecnológica apropiada para todo tipo de industria donde se precise del calentamiento indirecto, ya que no exige un nivel alto de mantenimiento como sucede con las calderas de vapor. Se trata de equipos que trabajan sin presión y sin agua, la durabilidad de los equipos y las instalaciones es prácticamente ilimitada, pudiéndose aplicar en todo tipo de sectores: químico, petroquímico, alimentario, hotelero, hospitalario, automoción, plástico, farmacéutico…