Energía solar térmica y fotovoltaica

de del

La energía procedente del sol viene siendo utilizada por el ser humano desde tiempos remotos. Es una energía limpia, gratuita e inagotable. Se calcula que el sol proyecta sobre la Tierra al año 1000 veces la energía que consumimos.

Nos encontramos en un país privilegiado por su situación y climatología, para poder aprovechar al máximo dicha energía, ya sea directamente o convirtiéndola en otras formas de energía, como, por ejemplo, la electricidad.

Básicamente existen dos métodos de aprovechamiento de la energía solar: energía solar térmica y energía solar fotovoltaica.

La energía solar térmica captura la radiación solar y la trasmite en forma de calor a un circuito de agua; que se aprovecha para la producción de agua caliente sanitaria en viviendas, hoteles, residencias, etc.