Ventilación

de del

La ventilación tiene como finalidad garantizar la calidad del aire interior en edificios de viviendas, oficinas, restaurantes, etc, así como en procesos industriales que lo requieran.

Consiste en la renovación del aire del local, que por efectos de la actividad interna se va degradando, mediante el aporte de aire del exterior y la extracción del aire viciado interior.

Dado que el aire exterior que se aporta no se suele encontrar en condiciones óptimas para introducirlo en los locales, antes de hacerlo hay que realizarle distintos tratamientos: filtrado, acondicionado térmico e higrométrico, etc. Para optimizar el gasto energético y dependiendo de los volúmenes de aire a tratar, se suelen instalar sistemas de recuperación de calor y sistemas de enfriamiento gratuito mediante la inyección de aire exterior en el interior de los locales (los llamados free-cooling), cuando la temperatura de éste sea menor que la demandada en el interior